Publicado: 6 de Junio de 2018

Por exigencias de protocolo, al formar parte de la Familia Real Britanica, no puedes lucir una manicura en tonos oscuros. En la boda de Meghan y Harry, ella se decidió por el tono NUDE en sus uñas, ¡le quedaba genial!

Y es que el color nude no es aburrido, sino elegante y muy,muy femenino. Sienta genial a las pieles de tonos muy claros o tostados. Meghan se rindió a la Royal Manicure por protocolo, pero tú no eres una princesa y por ello te recomendamos que lo combines con colores vibrantes. Por ejemplo el negro, o con purpurina! 

¿Te atreves?